Trayectoria

1 2 3 4 5 6

Así aparece en el ámbito sindical argentino la figura de quién dejara una huella grabada imperecederamente en la historia del Movimiento Obrero Nacional.
Dice el historiador Eduardo Luis Duhalde: “Era casi un chiquilín cunado da sus  primeros pasos, previos al golpe de 1955 (por eso siempre la vieja militancia lo llamo Jorgito y otros, como Raimundo Ongaro, “Pascualito”). Cunado el Movimiento Obrero se rearma en la clandestinidad de la Resistencia en los años 1956 y 1957 Jorge integra la “C.G.T. Negra” y la “CGT. Autentica”, son años duros y difíciles de cárcel, torturas y fusilamientos. Jorgito Di Pascuale no vacila, no retrocede ni negocia. Tiene el coraje del convencido del militante firme, no el del matón, su imagen contraria. Varias veces a través de esos veinte años de actuación pública, tratarán de silenciarlo, enviándolo a la cárcel (su último proceso – por “instigación a la rebelión y apología del crimen” - fue     durante el gobierno militar de Lanusse).
A partir de entonces la tarea de jorge se multiplica. En lo interno comienza a consolidar el gremio y a organizarlo sólidamente junto a sus compañeros inseparables Alfredo L. Ferraresi, Horacio P. Mujica y José “Pepe” Azcurra, entre otros. Hacia afuera, participa en 1957 del histórico congreso de La Falda, donde el Movimiento Obrero elabora un programa revolucionario para enfrentar la crisis nacional, además, funda la “Intersindical” con el objetivo de arrancarle al gobierno la normalización de los Gremios intervenidos hasta que se crean las  “62 organizaciones peronistas” y Jorge Integra la mesa directiva de esa nueva  instancia de organización peronista.
La figura de Jorge crece en la acción y de apoco se va convirtiendo en una pieza clave de la lucha contra la entrega del país.
En 1958 la huelga en todo el país se multiplica y especialmente la que se realiza en Mendoza hace que el gobierno decrete el estado de sitio. Ello lleva  a  la cárcel a Framini y otros dirigentes, por lo que una nueva camada de cuadros intermedios aparece conduciendo la lucha entre ellos Di Pascuale quien cumple una destacada acción en la toma del frigorífico nacional Lisandro de la Torre, donde nueve mil trabajadores acompañan a Sebastián Borro enfrentando  las tanquetas militares y protagonizando una de las mas grandes gestas de la resistencia peronista.
Recuerda Sebastián Borro: “conocí a Jorge di Pascuale allá por julio y agosto de 1957. yo acababa de salir de la cárcel Chubut y el se había hecho cargo del Sindicato de Farmacia, y ya integraba la Intersindical que daría paso a las 62 organizaciones peronistas.
Jorge tendría para esa fecha 24 o 25 años y demostraba una capacidad de trabajo muy grande... Cárceles, persecuciones, reuniones, incontables viajes al interior a normalizar delegaciones nos hicieron prácticamente inseparables.
Eran épocas en que la lucha del peronismo transitaba fundamentalmente por las organizaciones gremiales. Las 62 organizaciones eran la cara visible del movimiento peronista y por lo tanto en su seno se debatían las posturas que luego se mantendrían por muchos años más.
Jorge di Pascuale, Amado Olmos, Juan J. Jonch de telefónicos y Borro por la carne, manteníamos una fuerte disputa con el sector de Augusto Lobo Vandor.
La propia sede del Sindicato se va convirtiendo en una propia usina generadora de lucha y organización. Allí se fundan y crean agrupaciones de base, comisiones de ayuda a los presos Conintes y a la propia Juventud Peronista, a través del cual se entabla una inquebrantable amistad con inolvidables compañeros como “Cacho” El Kadri, Carlos Caride, Jorge Rulli, Gustavo Rearte y Felipe Vallese, además de quienes llevaban sobre sus espaldas la responsabilidad mayor de la lucha de esos años: Andrés Framini, John William Cooke, Julio Troxler, Susana, Valle y muchos más.
La tarea Sindical, y política era prolífica y el Sindicato llegó a sufrir diez allanamientos en el termino de un mes, además de vigilancia permanente.
En 1962, Jorge es nominado por el Movimiento Obrero para viajar a Madrid a reunirse con Perón, a efectos de preparar la participación en las elecciones previstas para el 18 de marzo. En esa ocasión es propuesto como candidato a diputado nacional en Capital Federal, resultando ser el más votado del peronismo (la elección era de tipo nominal). En la provincia de Buenos Aires se elige la fórmula para gobernador y vice, resultando triunfante la compuesta por los compañeros Framini – Algada, lo cual no fue aceptado por los militares que las anulan, produciendo, al poco tiempo, un nuevo golpe militar.
Ese año, se lleva a cabo el Plenario de Huerta Grande, donde el Movimiento Obrero produce un nuevo programa revolucionario de gobierno. Allí Jorge tuvo un gran protagonismo, lo mismo que en las movilizaciones realizadas el 1ero. De Mayo y el 26 de julio. De esta manera, Jorge va dando forma a la línea combativa del sindicalismo nacional y del Movimiento Peronista. Merced a ello, es nombrado Secretario del Consejo Coordinador Superior del Peronismo, por el período que va de 1962 a 1964. Estas acciones lo exponen públicamente y en el mes de agosto es detenido acusado de subversión.

1 2 3 4 5 6