Trayectoria

1 2 3 4 5 6

Jorge Di Pascuale, reportaje de Pedro Barraza
Enero de 1963

“Este pueblo no tiene representación en el gobierno desde la nefasta revolución de septiembre del ´5, y y los hechos han demostrado claramente que quienes no representan al pueblo solamente gobiernan para los sectores que en este caso son las tradicionales minorías selectas, amparadas en la tutela internacional y sostenida por los organismos de represión. Solo en esta forma han podido mantener hasta ahora la política de hambre y miseria, para exclusivo beneficio del imperialismo”

“El sindicalismo de Liberación no muere cuando el régimen interviene una organización, proscribe una lista o agrupación de base, o despide a los integrantes de una comisión interna. Muere cuando se renuncia a organizar a los trabajadores para el combate, cuando se los deja a merced de los patrones, y el régimen y la represión. Vive y se desarrolla cuando, cualesquiera sean las condiciones en que se de la lucha, se orienta y organiza la acción de los trabajadores y se da la respuesta a todas y cada una de las reivindicaciones populares”

Mensaje de Jorge Di Pascuale desde la Cárcel de caseros
18  de agosto 1962

A mis compañeros de lucha:

La historia ha demostrado invariablemente al pueblo trabajador argentino como el único y decidido custodio de nuestra soberanía en las diferentes etapas en que los intereses de adentro y de afuera pretendieron someterlo. Su extraordinaria capacidad de percepción y su sentimiento profundamente nacionalista ha barrido permanentemente con los trabajos de laboratorio para el sometimiento de nuestra Patria. Sus ideales sagrados de Liberación han sabido defenderlos ha pecho descubierto y camisa suelta, cuando las circunstancias así lo exigían.

Momentos muy difíciles está viviendo hoy nuestra Patria, los ordenes morales y éticos subvertidos. La antítesis de lo que el pueblo es, aspira y desea, se materializa en todos los actos de gobierno.

Las direcciones de las instituciones que fueron pilares en nuestra historia, ciegas y manejadas por el descontrol de sus ambiciones, luchan desesperadamente por mantenerse en el poder, para poder así cumplir con las directivas de sus amos extranjeros a espaldas del pueblo. Otras mantienen cómplice silencio ante la entrega y corrupción.

Solamente el pueblo a través de sus organismos más representativos mantienen un posición clara y decidida observando como la descomposición del régimen imperante le roe sus cimientos y mantiene en alto las banderas de justicia, que flamean orgullosas por sobre las descomposición moral y material de sus enemigos. La hora de los pueblos ha llegado, y su materialización está muy cercana. Ya cada hogar argentino es una trinchera material e ideológica imposible de controlar por la reacción y el cipayaje.

Actuar sobre sus representantes decididamente. Colaborar para que estos puedan cumplir con su sagrada misión. Rodearlos enérgicamente para lograr se cumpla en todo con el imperativo histórico de la hora, es su misión mas importante.

Todas las fuerzas populares y de sentimientos nacionalistas, deben de extremar sus esfuerzos en ese sentido. En al medida que esta acción sea cumplida más intensamente el triunfo – que es inexorable – estará mas cercano. Los pueblos no solamente no retroceden nunca, sino que jamás permanecen estáticos. La suerte está sellada.

1 2 3 4 5 6